Un mundo obeso e inmóvil

El mundo vive bajo la tremenda presión de una población obesa, los médicos levantan la voz para alertar sobre los problemas de los kilos acumulados, pero las sociedades modernas –sobre todo en naciones del primer mundo– se mueven menos por diversas razones. 

[ Texto: AEP ]

Se habla que la computadora, los videojuegos, la televisión y otras costumbres sedentarias son la raíz del mal, pero hay otras cosas que influyen en esta situación: la inactividad física está relacionada con edad, género, genética, estado de salud, motivación personal y hasta la percepción de las capacidades propias, así como agentes externos, como influencia social, medios de transporte, planeación urbana o acceso a parques y espacios públicos.

Un equipo encabezado por el doctor Adrian Bauman, profesor de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Sydney (Australia), repasó las investigaciones hechas durante los últimos 20 años sobre el sedentarismo en niños, adolescentes y adultos de varios puntos del mundo.

En primer lugar, los autores descubrieron que en los países menos desarrollados, las actividades físicas más comunes estaban asociadas con el trabajo, las labores del hogar y el medio de transporte, en tanto que en las naciones más ricas, dicha actividad se derivaba de la práctica de ejercicio en tiempos libres y como diversión.

En cuanto a las diferentes circunstancias que inciden en la inactividad, el estudio llegó a los siguientes resultados:

Factores físicos

La herencia genética puede determinar que algunos individuos sean más propensos a la actividad física debido a que sus sistemas cerebrales de recompensa y placer son más sensibles al ejercicio, algo que depende de la conformación de sus genes.

Por su constitución biológica, el cuerpo humano está diseñado para hacer más ejercicio que el que habitualmente se realiza en virtud de la mecanización que caracteriza la vida actual.

El sobrepeso y la obesidad pueden disminuir seriamente la capacidad para realizar actividades físicas, sobre todo si son vigorosas.

Factores psicosociales y conductuales

Tanto en niños y adolescentes como en adultos, la falta de confianza en sí mismos y en sus propias habilidades físicas provocan que sean menos activos.

El estrés y la depresión también influyen a esta inactividad.

Las personas que se ejercitan en edades tempranas son más proclives a mantenerse activas a lo largo de su vida.

El consumo de drogas y alcohol disminuye la capacidad para ejercitarse.

Factores sociales y ambientales

El apoyo de la familia y amigos coadyuva a que la persona se ejercite más.

La falta de tiempo derivada de largas jornadas laborales también incide en la falta de actividad física.

La imposibilidad para caminar en la calle, el volumen y la velocidad del tráfico, la lejanía de parques y espacios recreativos, así como la densidad de vivienda son todos factores que dificultan la realización de actividad física.

Asimismo, los expertos identificaron que el grupo con mayor nivel de actividad física era el de los hombres jóvenes y con más altos ingresos. Esta situación fue constante en todos los países analizados, independientemente de su grado de desarrollo.

La inactividad física es uno de los factores clave en la aparición de enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la obesidad y los padecimientos cardiovasculares, entre muchos otros. Desafortunadamente, las personas son cada vez menos activas, sobre todo en los países más desarrollados. Es indispensable comprender a fondo los motivos de esta falta de actividad, a fin de diseñar programas que las combatan de manera específica y realmente eficaz.

Como conclusión, los autores subrayan la necesidad de entender la inactividad física como un fenómeno de múltiples causas –biológicas, sociales, psicológicas, ambientales– y advierten que cualquier estrategia en su combate deberá contemplarlas globalmente y en específico para ser genuinamente efectiva.

 

Imagen: http://adsoftheworld.com

Actividad física,
Obesidad, Salud, Sedentarismo,
  • http://www.facebook.com/people/Juan-Gonzalez/100001606615933 Juan Gonzalez

    CIERTAMENTE A MAYOR DESARROLLO TECNOLOGICO MENOR ESFUERZO PARA EL SER HUMANO, Y VEASE UN EJEMPLO MUY CLARO EN LA EDUCACION ACTUAL CON LA AYUDA DEL INTERNET. LOS NIÑOS YA NO EJERCITAN EL CEREBRO PORQUE TODO EL ALIMENTO ( CONOCIMIENTO ) YA ESTA DIGERIDO Y ASI TODOS LOS QUE RECURRIMOS A LA TECNOLOGIA SOMOS OBESOS MENTALES Y FISICOS.

  • Ale

    Conozco varios casos que al tomar Isotonicos que son suplementos alimenticios efervescentes tienen más energía y ánimo para hacer actividades y controlar su peso. Estan mentalmente mas concentrados y fisicamente energetizados para cambiar su calidad de vida.
    Pueden contactarme en alelotur@gmail.com

También te puede interesar

6 de marzo de 2014
Caminar por treinta minutos al día puede mejorar seriamente tu vida. Checa esta lista de beneficios que indica que, entre otras cosas, caminar salva tu cuerpo y tu mente: Caminar, además de aliviar algunos síntomas de la depresión y el cansancio del cerebro, tiene beneficios...   >Leer más
16 de octubre de 2013
Cada día es mayor el número de personas obesas y con sobrepeso en nuestro país. Basta echar un vistazo a nuestro alrededor para darnos cuenta de que en lo que respecta a la forma de alimentarnos tenemos mucho que aprender. Comemos mal y, por si fuera poco, en exceso. Resultados:...   >Leer más