Sueño urbano sobre rampas y ruedas

Conozcamos a los niños y jóvenes que practican skate y BMX en Argentina.

Texto: Diario Actualidad

Nos encontramos en la Plaza Principal. Son las cinco de la tarde y el calor y unas nubes oscuras amenazan con descolgar un aguacero en cualquier momento. Pero allí están. Con sus patinetas -que a partir de este momento, les diremos skates-, sus bicis y su entusiasmo pre-adolescente.

Es miércoles y muchos corrieron para llegar a este encuentro con Actualidad en éste, su lugar de cabecera todos los fines de semana. Aquí practican velocidad, saltos en rampas y comparten información sobre esta actividad que los une. Son chicas y chicos entre ocho y dieciséis  años que forman la Asociación Villeguense de Apoyo y Difusión de Skate y BMX. Charlamos con ellos y con el presidente de la misma, Eloy Falcón, quien coordina y acompaña al grupo.
Eran amigos, se encontraron por casualidad ¿cómo nació la Asociación?
Los chicos por las redes sociales le pedían a la municipalidad un espacio para practicar con sus skates y sus bicicletas. Antes eran dos grupos antagónicos y empezamos a trabajar en unirlos. Acercamos planos a la Municipalidad de rampas, ellos construyeron, y empezamos a hacer eventos y sumar más chicos.
Ellos se juntaban antes en todos los espacios públicos de la ciudad. Y eso por ahí constituía un peligro para terceros y para ellos mismos, ya que al no tener su espacio podían sufrir un accidente. Hasta el día de hoy no tenemos un lugar específico pero los fines de semana están en la plaza. Por eso los chicos buscan poder tener un espacio propio porque aquí pasa mucha gente. Igualmente queremos agradecer a la Municipalidad que nos dé la oportunidad de que estén acá. Esto es algo nuevo y la gente muchas veces lo ve como peligroso, pero de a poco se van acostumbrando.
¿Y hace poco se constituyeron como grupo?
Sí, en octubre. Para construir un skatepark, para hacer eventos, para prestar skates a los chicos que no tenían necesitábamos formar una comisión. Se llama Asociación Villeguense de Apoyo y Difusión de Skate y BMX. Antes hacíamos eventos que se llamaban “Sueños Urbanos” porque estas disciplinas son deportes que se practican dentro de lo que es la arquitectura de las ciudades. Los chicos que hacen skate en el espacio público van tratando de superar las distintas barreras arquitectónicas que hay en la ciudad. Y el sueño de ellos es tener un lugar específico para practicar su deporte.
¿Qué es el BMX?
Al igual que skate busca superar obstáculos pero con bicicletas, son bicis más chicas que las tradicionales.
¿Qué tipo de eventos hacen?
Hay rampas en un playón y practican saltos. Además ponemos un escenario donde tocan bandas que tienen la necesidad de contar con un espacio para mostrar lo que hacen. Hicimos como una sociedad entre las bandas, los chicos de skates y los de bicis. Cuando hicimos las rampas de madera pintamos el fondo de color negro y después vimos que había chicos que le gustaba hacer graffitis y que habían escrito en algunas paredes de la ciudad. Por eso les dimos un espacio para que pudieran seguir haciéndolo pero cuidando el espacio público, así que hicieron grafitis en rampas y algunos padres colaboraron haciendo esténcils.
¿En qué consistió la ayuda de la Municipalidad con las rampas?
Nosotros presentamos el diseño, que lo acercó uno de los chicos, Joaquín, y a través de obras públicas el director de Planeamiento nos dio una mano fenomenal junto con la arquitecta Alejandra Matellán quien también nos dio su apoyo.
¿Notás que esta actividad es algo más que un hobby, que fomenta otros vínculos, fortalece valores?
Yo creo que sí. No notamos rivalidad o competencia sino que vemos que cada uno busca superarse a sí mismo. También sirve como contención, muchos chicos encuentran su lugar aquí en la plaza y también ayuda a que se integren. Hay chicos de distintos colegios, barrios o edades que se empiezan a conocer, a interactuar y eso es positivo.
Mencionaron varias veces el skatepark. ¿Qué es y qué características tendría que tener?
Principalmente lo que tiene que buscar es la seguridad. En los años 80 en Brasil se construyeron 11 pistas públicas pero antes de hacerlas hicieron estadísticas y midieron los índices de riesgo de todos los deportes. Ahí descubrieron que el skate era menos peligroso que el fútbol, el rugby u otros deportes donde se tiene más contacto físico.
Contactamos a la gente de la Asociación Argentina de Skate y ellos nos contaron las pautas que debe tener un skatepark para ser seguro. Básicamente tiene que tener 1700 metros cuadrados y estar cercado. Además el lugar va a tener una reglamentación interna, como el uso de protecciones de seguridad para los chicos.
Hace unos días se reunieron con Sr. Flavio (Cianciarulo, uno de los referentes de los Fabulosos Cadillacs, que cerró con su banda el Puig en Acción 2012), ¿cómo fue ese encuentro?
A él le gusta el skate, hace surf, pero su hija Cocó, de ocho años, es buenísima patinando. El estaba tocando aquí en la plaza y sus colaboradores vieron a los chicos en la plaza y se acercaron. Les contaron que a Flavio le encantaba todo esto y si querían hablar con él. Así que nos invitaron a ir al hotel y allí nos recibió. Los chicos se sacaron una foto y charlaron un ratito.
¿De qué se habló?
Básicamente les pidió que siguieran patinando. Además cuando dio su recital levantó la patineta de uno de los chicos y habló de lo bueno de esta actividad  y que por eso estaba bueno que se difundiera la práctica del skate. Nos dio el visto bueno y nos dijo que le gustaría volver para tocar en uno de nuestros eventos. Quedó el contacto abierto para cuando hagamos algo, fue un lindo gesto.
Es momento de hablar con los chicos. Son muchos y están por todos los rincones de la plaza. Además hay otros que van llegando por calles aledañas, rodando con sus skates y bicis. Bauti tiene 8 años, es el más chico del grupo y según todos “la rompe” con su skate. Joaquín, con 14, fue el encargado de llevar los planos para construir las rampas. Empezó antes de cumplir trece cuando se subió al skate, le gustó y nunca más paró. “Ahora me compraron otro mejor”, cuenta.
Con 12 años Nahuel confiesa que es algo que le gusta desde hace mucho, aunque empezó el año pasado. ¿Qué fue lo que te atrapó de esto?, le preguntamos. “No sé, es algo que me gusta desde muy chico. Hace unos años miraba un programa llamado los X Games (ESPN), y veía como andaban en skates, estaba buenísimo. Y eso me dio la idea de empezar. En mi casa me apoyan bastante, ¡pero mi mamá está muy preocupada por si me llega a pasar algo!”. Al su lado está Tomás, que tiene 13, y que empezó luego de ver a otros chicos y de tener tener skates de juguetes. “Esta tabla me la compré este verano en Mar del Plata”, muestra orgulloso. ¿De dónde aprenden los trucos? “Muchas veces solos, mirando la tele. Y después los practicamos mucho o nos enseñamos entre nosotros”. Con ellos también está Barbara Guarino,  “la chica skater”,  como la llaman sus compañeros de grupo, esta jovencita de 15 años practica y comparte esta pasión que aprendió de su hermano mayor.
Terminada la nota los chicos muestran su habilidad sobre el playón. Ya falta poco para el fin de semana cuando serán casi un centenar los que pasarán por aquí con sus skates y bicis y, tal vez, el sueño de convertirse algún día en Tony Hawk o Milton Martínez.
Foto: http://www.lafcpug.org
Actividad física, Calidad de vida, Ciudades Activas, Deporte Urbano,
BMX, Buenos Aires, ciudad, Deporte, Skaters,

También te puede interesar

4 de abril de 2013
Es indispensable concientizarnos sobre la necesidad biológica de mantener un estándar de actividad. El siglo XX se caracterizó por una explosiva innovación tecnológica en los países desarrollados que, además de su elevado consumo interno, se exportó a los países...   >Leer más
19 de septiembre de 2012
Picnic en el río es un proyecto que trabaja en lograr la regeneración de espacios públicos y, en especial, en poder hacer que los ríos vuelvan a ser sistemas vivos que coadyuven a la transformación de nuestro medio ambiente. "Queremos Ciudades, Pueblos y Comunidades que...   >Leer más