Recuperar el espacio público hace bien a la salud física y mental

Recuperar el espacio público es, primero que todo, una contribución a la movilidad, salud, e interacción social de la población. Me refiero principalmente a peatones y ciclistas. Y hay que recuperarlo, porque el espacio público crecientemente se ve tomado por los autos y por un esquema de planificación de la ciudad que pone al auto primero y los considera imprescindibles instrumentos y símbolos también de “progreso.” Pero yo le digo, al auto hay que domesticarlo y darle su lugar. Por el bien de todos es preciso disminuir su uso diario, como ocurre en Europa y favorecer un buen transporte público.

El hecho de que la gente tenga que usar el transporte público favorece también la socialización ciudadana y la salud. En muchos estudios se reportan mejoras en la calidad del aire, mas actividad física y hasta una disminución de la inseguridad vial. En Bogotá, se ha encontrado que un usuario que utiliza el transporte público tiene 60% más probabilidades de alcanzar los niveles de actividad física recomendados por OMS, que un no usuario. Claro, esto ocurre porque viajar en transporte público empieza y acaba a pie.

Cuanto más se embellece y se recuperan los espacios públicos como plazas, parques, vías peatonales, estaciones de buses y bibliotecas, más gente descubrirá que andar o usar la bicicleta es agradable, entretenido y da libertad. Quizá más de la que otorga un auto, sobre todo cuando uno está en medio del tráfico.

El espacio público debe ser primero para la gente y después para el auto. En otras palabras las prioridades deben estar en el transporte público masivo de calidad, las calzadas, los parques y plazas, pero las prioridades incluyen obras no materiales como: seguridad en la calle, que el peatón y el ciclista tengan derecho de paso sobre el auto, que la velocidad de estos sea drásticamente reducida y mejore la calidad del aire. Nada de esto se “ve”, pero es parte de la obra pública que la gente recibirá entusiasta y demostrara con su voto.

¿Cuáles son las capitales pioneras en recuperación del espacio público urbano?
En las Américas hay muchas, entre ellas están Bogotá, Vancouver, Río, Curitiba, Portland, Nueva York, Medellín, San Francisco y Buenos Aires, que son las primeras que se me vienen a la mente; seguro que dejo de nombrar varias. Su toque distintivo es que todas ellas han puesto énfasis en construir a escala humana y privilegiando a la gente y no los monumentos o grandes autopistas.

¿Cuáles son los beneficios que tiene para la salud el hecho de que la gente pueda caminar y montar en bicicleta?
Calidad de vida y longevidad. No es poco lo que da el invertir mínimo 30 minutos al día de actividad física moderada como caminar, subir escaleras, montar bicicleta y bailar también. Si a eso le agrega un complemento de ejercicio con pesas y estiramiento, dos o tres veces por semana, mucho mejor.

A pie, Actividad física, Arquitectura, Ciudades Activas, Espacio Público, Hacer ciudad,

También te puede interesar

8 de agosto de 2012
El Palacio Barolo es un minucioso homenaje a 'La Divina Comedia' de Dante Alighieri. Texto: Hernán Ferreirós para El País  El Palacio Barolo, uno de los rascacielos más célebres de Buenos Aires, es un minucioso homenaje a La Divina Comedia. Entre las muchas...   >Leer más
15 de octubre de 2012
El ciclismo profesional ha crecido de sobremanera en el estado de Sinaloa en la última década. Gracias a las victorias olímpicas y una prensa entusiasta, atletas estrella internacionales han generado una gran atracción a este deporte. [ Texto: Buscador de Arquitectura ] En...   >Leer más