Practica Yoga y controla tu Diabetes

El yoga ayuda a que nuestro cuerpo funcione mejor, ya que mejora la flexibilidad y el equilibrio, pero, además, beneficia a la mente pues la torna más pacífica y asertiva. La respiración también cambia: es más pausada y mejor aprovechada.

Basta hacer un par de sesiones para darse cuenta que la sensación de bienestar es suficiente prueba de que algo empieza a funcionar mejor. Sin embargo es necesario practicarla correctamente. Hay que respetar los principios de alineación que harán que nuestro cuerpo siempre se mueva dentro de sus límites sin hacerlo trabajar de más.

¿Qué es el Yoga?

Es una antigua práctica de mente-cuerpo que se ha usado ampliamente en la India. Su origen se remonta a más de 4,000 años atrás, pero en occidente, su práctica se ha incrementado apenas en las últimas décadas.

Existen 7 ramas de esta disciplina, pero las más conocidas son tres: Hatha yoga (poderoso), Raja yoga (clásico) y Mantra yoga. Las dos primeras se enfatizan en posturas específicas llamadas asanas e incluyen posiciones activas y de relajación, así como el control de la respiración, concentración y meditación; mientras que la última, hace uso de sonidos y cantos específicos para alcanzar una transformación mental y espiritual.

El Hatha yoga es conocido como el yoga de las posturas. Hatha significa sol y luna, ya que por medio de las posturas equilibramos nuestros lados lunares y solares, o femenino y masculino, derecho o izquierdo. Asana es un sinónimo de postura y la traducción literal de esa palabra es asiento cómodo.

Siempre que practiques alguna de las posturas, trata de permanecer en ellas el tiempo necesario para preguntarte qué está sucediendo en tu cuerpo, en tu mente y en tu respiración. Respeta tus limitaciones y busca en dónde se está abriendo tu cuerpo sin causar ningún tipo de lesión, para que puedas seguir con esta disciplina por muchos años.

Recuerda que es fundamental dejar que la respiración sea la que te guíe, ya que el cuerpo se mueve en armonía a partir de que estás respirando correctamente.

¿En qué me pude beneficiar practicarla?

El yoga constituye una forma económica para relajarte del estrés, aumentar la salud y mejorar el estado físico. No posee ningún efecto secundario apreciable, y sí múltiples efectos benéficos en el estilo de vida; es simple de aprender y puede ser practicado incluso por adultos mayores, enfermos o personas con alguna discapacidad.

Otros beneficios:

  • Claridad mental.
  • Limpieza emocional.
  • Despertar espiritual.
  • Nueva percepción de los acontecimientos.
  • Nuevas actitudes.
  • Mejor concentración.
  • Confianza y paz interna.

¡Anímete a practicarla!

Actividad física,
beneficio de hacer yoga, diabetes, Ejercicio, Yoga,

También te puede interesar

1 de noviembre de 2012
La licenciatura de Educación Física que promueve el Centro Regional de Educación Normal de Oaxaca (CRENO), contribuye al desarrollo armónico de la comunidad escolar, a través de la práctica sistemática de la actividad física, indicó el subjefe Académico del Departamento...   >Leer más
9 de mayo de 2013
Una de las frases que más puede definir la cultura mexicana es que “del plato a la boca se cae la sopa”. Quizá el ejemplo más rotundo de este refrán es que la mayor parte de los ciudadanos (sobre todo los jóvenes) están interesados en hacer ejercicio para evitar las...   >Leer más