Pedaleando bajo la lluvia

Acciones para montar con seguridad la bicicleta en condiciones de lluvia.

Texto: Jesus Guevara para Cletofilia /

Que la lluvia no impida que disfrutes de tu bicicleta, ¡puedes aprovechar estos días de aguaceros! Ya sea recreativamente o por una necesidad de transporte, la bicicleta esta siendo una opción en movilidad en los entornos urbanos. Durante la temporada de lluvias es necesario tener ciertas consideraciones para hacer el desplazamiento en bicicleta con seguridad. Sigue estos consejos para montar tu bicicleta bajo la lluvia:

Accesorios para la bicicleta

Salpicaderas: Sin duda son accesorios muy necesarios para la temporada de lluvias. No sólo te permiten mantener seca la zona de la baja espalda, si no también no salpicar a los posibles ciclistas y transeúntes a tu alrededor. Si tu bicicleta no cuenta con este accesorio de fábrica, se puede adquirir en diferentes tiendas especializadas en bicicletas, existen en varios diseños y precios, pero es recomendable por lo menos tenerla en la rueda trasera y que cubra la mitad de la circunferencia de la misma. La mayoría de los cuadros vienen con orificios para colocar las salpicaderas, pero si tu bicicleta no cuenta con estos, las hay de “quita-pon” que son de fácil montura, con una sola abrazadera y sin necesidad de herramientas.

Luces: Las luces para bicicleta son imprescindibles. Bajo la lluvia se es menos visible para los automovilistas y peatones. Por esto, las luces te ayudan a ver bajo la lluvia, y también ayudan a que otros te vean. Esto es muy importante para tu seguridad. La mayoría de las luces para bicicleta son impermeables y de bajo costo pero las hay de muchos precios y diseños, es recomendable poner una luz en la parte trasera de la bicicleta y en la parte delantera así como reflejantes en las ruedas, esto le hará más visible para los automóviles y transeúntes.

Llantas: Se puede rodar con cualquier tipo de llanta bajo la lluvia, mientras se tenga el dibujo y el caucho en buenas condiciones. Pero las llantas lisas para bicicletas de ruta y fixed no son las más adecuadas para la lluvia, sin embargo esto no es un obstáculo ya que podemos compensar la falta de agarre, con la disminución de la velocidad durante el pedaleo en superficies mojadas. En la lluvia es mejor utilizar llantas más anchas, y que no sean completamente lisas. Es decir, llantas que le den más agarre bajo la lluvia, ya que el pavimento se puede tornar resbaladizo. Hay varios tipos de llantas para la lluvia, dependiendo del tipo de bicicleta que se tenga, pero unas llantas con dibujo o tacos proporcionan más agarre.

Permanecer seco mientras se pedalea bajo la lluvia
Viste ropa liviana de fibras sintéticas que casi no absorben agua, al contrario de lo que sucede con las fibras de algodón. Existe una amplia gama de productos que van desde los más simples y baratos a los más sofisticados que utilizan alta tecnología que impiden el paso del agua al mismo tiempo que permiten que salgan los vapores de tu cuerpo generados por la actividad física. Las alternativas más simples, como el clásico traje amarillo de motociclista y las capas de plástico, impedirán efectivamente el paso del agua, pero tienen la desventaja de dejar tu cuerpo plastificado y sellado a los vapores corporales, por lo que si no cuentan con adecuada ventilación, es altamente probable que te mojes desde el interior. Independientemente del estilo que escojas, sea manga, impermeable o chamarra debes tener en consideración que tenga algún tipo de ventilación, ya sea porque es una característica en la tela o porque cuenta con salidas de aire a modo de aperturas incorporadas en el diseño. También es importante destacar que la capucha impide la visibilidad lateral en gran medida, en especial al girar la cabeza. Esto se puede solucionar, más o menos, si usas el casco sobre la capucha para que esta quede atrapada y ceñida a la cabeza, el uso de una gorra o ceñirla con un cordel.

Usar botas plásticas o tenis de piel te ayudarán a mantener los pies secos. El tenis menos adecuado son los de lona o algodón, pero existen cubiertas fabricadas en Neopreno para cubrir el calzado. Bolsas de plástico sujetas con ligas pueden ser de utilidad.

Usar guantes, la mayoría son  de fibras sintéticas lo que ayuda a que absorban menos el agua, el uso de lentes con micas transparentes es de gran utilidad, ya que sin ellos el agua salpicara tus ojos reduciendo tu campo de visión.

Pese a toda la tecnología implementada en los diseños y accesorios, ninguno resulta infalible en condiciones de lluvia. Es por esto que se recomienda siempre andar con una muda de ropa, camisa y pantalón, en su bolso durante los días de lluvia.

En caso que el bolso no sea impermeable, proteje tus cosas metiéndolas dentro de una bolsa plástica, además del bolso.

La conducción bajo la lluvia
Pedalear con seguridad y reducir la velocidad es primordial bajo la lluvia.

Los frenos de la bicicleta probablemente no funcionen al 100%, especialmente si el sistema de frenos utiliza pastillas de frenos con fricción contra los rines. Es recomendable ir frenando y tomar el tiempo y la distancia suficiente antes de aplicar el freno a fondo; ajusta los tornillos, en seco nunca se aflojan pero en la lluvia, el agua puede aflojarlos y desajustar el sistema. Los rines de aluminio, los frenos de disco y los sistemas de freno de eje son más efectivos bajo la lluvia, de todas formas el agua tiende a desgastar más los frenos de lo normal.

Sé precavido respecto de objetos de metal como placas de construcción en el camino y tapas de excavaciones de servicio, éstas serán más resbaladizas. La humedad puede tener el mismo efecto en algunas de las líneas pintadas en el pavimento.

Los charcos también son peligrosos, especialmente si no se puede determinar su profundidad. Pueden ocultar baches, rocas o escombros. Si no puedes evadir un charco, reduce la velocidad y atraviésalos con mucha precaución, es mejor bajar de la bicicleta que pasar por un charco sospechoso.

Al dar la vuelta procura hacerlo sin aplicar mucho peralte a la vuelta y reduce considerablemente la velocidad, así evitaras derrapar en el pavimento.

Tener en cuenta que los automovilistas se vuelven más torpes con la lluvia es primordial. Por lo que se aconseja marcar vueltas y  paradas señalándolas con las manos para que sea más visible hacia los automovilistas y peatones.

Recordar en todo momento los puntos de importancia al usar una bicicleta bajo la lluvia, es básico: Manténte en todo momento visible, utiliza las dos manos para sujetar el manubrio (por lo qué no se recomienda el uso de paraguas), compensa la velocidad con la que pedaleas para evitar derrapes y manten tu distancia de autos y personas, anticipa frenado y vueltas.

 



Ciclistas, Hacer ciudad,
Bicicleta, ciudad, Ciudadanos activos, consejos, Lluvia,

También te puede interesar

25 de noviembre de 2013
Descubrir una ciudad en bicicleta no solamente permite conocer los lugares emblemáticos  de una forma cercana y diferente, sino que además es saludable y protege nuestro medio ambiente. También, puedes ver una ciudad a tu propio ritmo mientras haces ejercicio al aire libre. En...   >Leer más
23 de agosto de 2012
Bicicletas Faraday es una nueva empresa dedicada a la innovación en el transporte y el diseño. Su primer modelo de producción, es la Faraday Porteur. Texto: Agencia Cletofilia / El revolucionario diseño de la Faraday Porteur integra dentro de su cuadro las baterías...   >Leer más