El parque lineal: un refugio urbano

La costumbre de transitar vías grises y cargadas de automóviles nos ha llevado a pensar que cualquier camino representa caos, estrés y falta de armonía. Para nada es así. Existen rutas que puedes conocer como vía verde, vía dulce, vía lenta, corredor natural, sendero urbano o vereda urbana y, aunque existan varias maneras de referirnos a estas rutas, todas comparten el mismo significado: son caminos que ofrecen tranquilidad conectividad al mismo tiempo. Imagínate subirte a la bicicleta, caminar, patinar o transportarte en silla de ruedas en una vía que se aleja del caos que representa transportarse todos los días en automóvil; imagínate tener la oportunidad ideal para vivir la Ciudad de México con otro panorama: el panorama de la salud y la calidad de vida.

La Ciudad de México cuenta con una vía libre de tránsito automotriz conocida como Parque Lineal Ferrocarril de Cuernavaca, la cual, hace muchos años, tenía la intención de comunicar la gran ciudad con el puerto de Acapulco. La primera parte de la construcción de esta vía ferroviaria tardó más de 20 años y llegó hasta Iguala. Durante 99 años se utilizó esta ruta como una conexión comercial principalmente de productos agrícolas que provenían de la región del Balsas. La posterior cancelación de la vía México-Balsas debido a la salida de Ferrocarriles Nacionales de México llevó a que se reciclara gran parte de los materiales metálicos que se encontraban en el antiguo ferrocarril y se comenzara a idear una nueva obra pública que lograra hacer uso de este espacio tan importante.

El nuevo reto se presentó entonces en pensar en un acceso seguro y eficiente para transeúntes que preservara y mejorara la calidad de vida de los barrios, todo con el fin último de minimizar la dependencia del automóvil. Los primeros esbozos de lo que sería el Parque Lineal Ferrocarril de Cuernavaca y su resultado final han representado un reto superado para todos aquellos que gozan con encontrarse pretextos para subirse a la bicicleta y recorrer la ciudad.

Hoy en día, el Parque Lineal Ferrocarril de Cuernavaca atraviesa la zona de Polanco y Las Lomas en la Ciudad de México; conecta el Bosque de Chapultepec con el Parque Bicentenario y en 11.25 kilómetros de corredor se atraviesan secciones peatonales, ciclovías, áreas deportivas y de recreación. Este parque lineal logra devolverle a la Zona Poniente de la Ciudad de México un espacio abierto, sano, iluminado y seguro, ideal para aquellos que buscan transportarse de manera saludable y libre de contaminación y caos.

Foto: CA

 

Ciclistas, Corredores, Obra pública, Parques,
Ciudad de México, Parque Lineal Ferrocarril de Cuernavaca, Polanco,

También te puede interesar

27 de septiembre de 2012
El Placemaking es tanto un concepto como una herramienta práctica, que busca la mejora de un barrio, ciudad o región. “Tiene el potencial de ser una de las ideas más transformadoras de este siglo”, aseguró alguna vez el Consejo de Planificación Metropolitana de Chicago. [...   >Leer más
24 de septiembre de 2012
Calles agrietadas, con baches, obstáculos, hoyos, sobrepuestas y deterioradas. Son algunas de las características que describen las vías públicas de nuestra ciudad; pero no solo es el  estado deteriorado de estas, sino el uso cotidiano que se le da a la vía publica, lo...   >Leer más