Movilidad sustentable

Queridos lectores,

Nuestro texto del día de hoy se lo dedicaremos a la movilidad sustentable como una solución a diversos problemas ocasionados por el modelo de transporte tradicional u orientado al uso indiscriminado del automóvil particular. La contaminación generada por la emisión de gases de efecto invernadero es principalmente generada por el transporte y representa serios problemas medioambientales para las ciudades y sus habitantes por lo que bien merece nuestra reflexión.

La movilidad sustentable es cualquier práctica de desplazamiento y transporte que contribuye a disminuir la contaminación ocasionada por nuestras formas de movernos.  Estás prácticas pueden ser menos contaminantes si hacemos uso del transporte público y colectivo o no contaminantes, si caminamos, utilizamos la bicicleta o cualquier otro vehículo que no requiera combustión.

Hay muchas formas de promover la movilidad sustentable. Una de ellas puede ser a través del sistema público de bicicletas compartidas, un sistema que nos encanta por la rápidez con la que nos permite trasladarnos en trayectos cortos y por los beneficios que aporta para la infraestructura urbana por medio del desarrollo de más ciclo carriles o de carriles confinados.

Otra de ellas es ampliando el sistema de transporte público y mejorando la red existente, mejorando la conectividad, fomentando el trasnporte intermodal y por supuesto, disminuyendo el costo del transporte. La fiscalidad favorable al uso de la eco-movilidad así como la tasa impositiva al automóvil y sus derivados son también eficientes formas de incentivar la movilidad sustentable.

Sin duda alguna, nuestra opción de movilidad sustentable y no contaminante favorita es el caminar. Caminar no sólo nos permite trasladarnos sin contaminar y nos deja invaluables beneficios físicos sino también nos permite detonar la vida pública de las ciudades. No hay nada más atractivo en la ciudad que ver a gente caminando por sus calles. La interacción y el contacto social que se desprende de está práctica es único así como la perspectiva de la ciudad que sólo se obtiene en la escala peatón. Además de la vitalidad urbana, la calle es más segura cuando hay gente transitándola.

Revisa cuántos de tus desplazamientos podrías realizar caminando. Si no puedes realizar el trayecto completo por la distancia que implica, procura al menos caminar una parte del mismo y completar el resto en algún medio de transporte.

Camina lo más que puedas, estamos seguros que descubrirás cosas nuevas en cada trayecto que realices.

 

Sin categoría,
Caminar, movilidad no contaminante, movilidad sustentable,

También te puede interesar

5 de agosto de 2013
Una de las principales preocupaciones de las ciudades de nuestra época es el transporte. El uso indiscriminado del automóvil y el desarrollo de infraestructura vial a discreción, característico del periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, tuvo importantes repercusiones...   >Leer más
14 de febrero de 2013
¿Crees que andar en bicicleta es más un pasatiempo que un ejercicio de verdad? Piénsalo dos veces. Según la Secretaría de Salud, esta actividad ofrece múltiples beneficios tanto para la salud física como mental. Aquí te presentamos algunos de ellos: Reduce el riesgo...   >Leer más