Metas tangibles

Hola a todos,

Hemos estado hablando mucho de la importancia que tiene incluir el ejercicio en nuestra forma de vida y la de nuestros hijos. Esto no quiere decir que tenemos que hacer grandes transformaciones y cambiar por completo nuestra forma de ser. Muchas veces esta idea es la que nos aleja de los objetivos que nos pueden llevar a tener una vida más saludable, es común escuchar “yo no soy muy atlética” o “no quisiera tener que cambiar toda mi vida sólo para estar más flaco”.

Las personas que hacen ejercicio con frecuencia y moderan su alimentación nos resultan tan ajenas que pensamos que nosotros jamás podríamos ser como ellos. Y esto es justo de lo que se trata este artículo. No tenemos que ser deportistas de alto rendimiento o atletas obsesionados con la alimentación para acercarnos a una forma de vida más saludable. Entre las personas que hacen ejercicio hay una tipologia muy extensa que no tiene que ver con un grado de compromiso sino con los objetivos que individualmente se han planteado.

Por ejemplo, las personas que quieren correr un maratón evidentemente tendrán que entrenar con mayor frecuencia e intensidad que aquellas cuyo objetivo es exclusivamente mejorar su circulación con unas caminatas 3 veces por semana. Por eso es muy importante que sepamos QUÉ es lo que queremos lograr y aquí se vale de todo, puede ser que busquemos lograr ser constantes 3 veces a la semana, salir a caminar, tomar 2 clases de yoga a la semana después de trabajar, salir a andar en bici los fines de semana, tener mejor pantorrilla, ser más fuertes o incluso ¡correr un maratón!

Lo importante es simplemente saber qué es lo que quieres lograr. El tener un objetivo claro y concreto así como una fecha para lograrlo te ayudará a ver qué tanto progreso has tenido y te motivará a cumplir con tu ejercicio en aquellos días en los que te preguntas ¿por qué estoy haciendo esto? Así mismo, el tener un objetivo te permitirá planear tu entrenamiento en función de éste.

No necesitas cambiar todos tus hábitos como si fueras un deportista profesional. Hay pequeños cambios que puedes ir implementando poco a poco para llevar una vida más saludable. Por ejemplo, inicia con la meta de hacer ejercicio 3 veces por semana y paulatinamente ve agregando un día más, incluye una fruta más en tus comidas, limita tu consumo de postres y cosas por el estilo.

Acuérdate: ponte objetivos tangibles y realizables con periodos de tiempo cortos, una vez que lo hayas cumplido, cambia tu objetivo por otro que a ti te signifique un reto, aunque para otras personas sea una cosa ordinaria. Recuerda siempre que la competencia es exclusivamente con nosotros mismos.

 

Actividad física, Calidad de vida, Sin categoría,
Ejercicio, metas, objetivos,

También te puede interesar

11 de diciembre de 2013
Las comodidades que brindan las instalaciones de los gimnasios como calefacción, equipos de última generación y entretenimiento a través de pantallas, hacen que muchas veces las personas se encierren a realizar su rutina física perdiendo de vista los beneficios de ejercitarse...   >Leer más
2 de mayo de 2013
No cabe duda que la primavera es la estación ideal para ejercitar. Las tardes soleadas, el clima templado y el horario de verano son algunos factores que te invitan a activarte diariamente. Además de correr y caminar en los parques o calles de tu colonia, existen un gran...   >Leer más