Los riesgos de conducir más de dos hora seguidas

Puede aparecer dolor de cuello, fatiga mental y visión borrosa

Texto: ABC

La conducción prolongada puede producir fatiga osteomuscular, visual y mental, tal y como asegura el miembro del Grupo de Actividad Física y Salud de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), el doctor José Miguel Bueno Ortiz, con motivo de los abundantes desplazamientos en coche que se están produciendo estos días durante el Puente de la Constitución.

«La conducción es parecida a cuando trabajas con un ordenador, ya que tienes una fatiga visual que repercute en la espalda», explica el galeno. A su juicio, la afectación de este sentido no es la misma al conducir durante el día o la noche, y es que, en esta última etapa del día «se producen más problemas por la dificultad de la atención». Uno de sus efectos es la sensación de visión borrosa que, «aunque puede deberse también a una bajada de tensión», se da fundamentalmente «por el cansancio». «El cristalino se acomoda y la pupila se contrae y dilata por las luces», manifiesta.

Por otro lado, señala que la fatiga mental también es un aspecto a considerar. «No es lo mismo conducir por la ciudad que en autovía», sostiene al tiempo que indica que «la ansiedad o los problemas se reflejan en la espalda al contraerse». Así, esta parte del cuerpo sufre en estas circunstancias de fatiga osteomuscular, ya que «si la cara es el espejo del alma, la espalda es el termómetro», afirma Bueno Ortiz.

Cómo colocar el asiento

Según su criterio, ésta se ve afectada «en las cervicales y en las lumbares» por las posturas mantenidas al volante. Por ello, recomienda adaptar el respaldo del asiento y el reposacabezas, siendo este último el responsable a menudo de «los dolores de cuello». En cuanto a la posición que debe tener el asiento, el experto de Semfyc apuesta por un ángulo de entre 90 y 100 grados y porque las rodillas estén en una posición «un poco más alta que las caderas».

Aunque advierte de que todos estos efectos depende de la salud de la espalda del conductor y de su forma física, subraya que la fatiga se acumula «cuantas más horas se pasan al volante y si se toma medicación o se ha cogido el coche estando ya cansado». Para él, el cansancio «es el principal problema» porque hace que la persona «no se de cuenta de que lo está». Ante él, el experto recomienda parar cada dos horas o menos y realizar una serie de estiramientos e, «incluso, pruebas como seguir una línea recta con los pies».

Además, considera «importante» estar bien hidratado y, «si es posible, conducir de día». Por su parte, las personas que realicen un viaje, aunque no conduzcan, también deben hacer una serie de movimientos con los brazos y las piernas para evitar el cansancio que va acumulándose. Todo ello debe ser extensible al momento de llegada al destino, en el que los estiramientos «permiten mantener el rango articular y evitar contracturas», observa Bueno Ortiz.

Foto: plumavolatil1.blogspot.com

Calidad de vida, Ciudades Activas,
Manejar engorda, Obesidad, Sedentarismo,

También te puede interesar

19 de febrero de 2014
Según un estudio, elaborado por investigadores de la Universidad de Essex (Reino Unido), durante los primeros cinco minutos de ejercicio al aire libre –sea cual sea la actividad realizada– es cuando se produce el mayor aumento de autoestima y mejora del ánimo.Porque...   >Leer más
28 de noviembre de 2012
O "cómo ser incluyente"... Texto: Jorge Gordillo Matalí para Transeúnte La vista del lugar era completamente otra: me di una vuelta al acabar la inauguración y pude mirar más lejos de lo que alguna vez noté, me sentí en una ciudad de película, pero más en un set...   >Leer más