Las estatinas podrían bloquear los beneficios del ejercicio físico

Un estudio publicado en Journal of the American College of Cardiology sugiere que las estatinas, los medicamentos que reducen el colesterol, que probablemente sean los fármacos más recetados en todo el mundo, pueden bloquear algunos de los beneficios del ejercicio físico, una de las mejores formas de mejorar la salud.
Ahora bien, no se trata de que las personas con colesterol alto o antecedentes familiares de enfermedades cardíacas deban evitar tomar estatinas, medicamentos que han demostrado en numerosas ocasiones que pueden salvar vidas. Sin embargo, el descubrimiento, del que se hace ecoThe New York Times, podría cuasar un cierto dilema entre los médicos y los pacientes, ya que las personas que deberían beneficiarse más de la práctica del ejercicio – aquellos que son sedentarios, con sobrepeso, con riesgo de enfermedades cardiacas o de mediana edad-, son también los que más consumen estatinas.
En el estudio, un equipo de investigadores de la Universidad de Missouri (EE.UU.), han analizado los datos de un grupo de hombres y mujeres sedentarios y con sobrepeso, con varios síntomas de problemas metabólicos, como presión arterial alta o exceso de grasa abdominal. Además, la mayoría tenía niveles de colesterol elevados, pero no en cifras peligrosas y ninguno hacía ejercicio de forma regular.

Tres meses de ejercicio

El estudio incluía la práctica de ejercicio controlada durante 12 semanas; ésta consistía en caminar o correr durante una cinta durante 45 minutos a un ritmo moderadamente rápido. Al mismo tiempo, la mitad de los voluntarios comenzaron a tomar una dosis diaria de 40 miligramos de simvastatina, un tipo de estatina.

Las estatinas son medicamentos diseñados para reducir los niveles de colesterol y algunos especialistas aconsejan incluso su uso como prevención primaria. Por otra lado, se sabe que la práctica de ejercicio es una medida que previene la enfermedad cardiovascular. Ambas medidas reducen el colesterol en sangre, por lo que se aconsejan las dos.
Sin embargo, hasta ahora ningún estudio había valorado los beneficios de ambas terapias en combinación. Y los resultados no son muy positivos porque, según el estudio, las personas que no fueran tratadas con estatinas mejoraron su condición física después de los tres meses de ejercicio, casi en un 10%, mientras que los que sí fueron medicados esta mejoría fue mínima, apenas un 1%.

Mitocondria

Cuando los investigadores analizaron las causas de estas discrepancias encontraron diferencias notables en los niveles de una enzima relacionados con la salud de las mitocondrias, lo generadores de energía de la célula, que suelen potenciarse cuando se hace ejercicio físico. Así, en los que tomaron estatinas, los niveles de enzimas relacionados con la salud mitocondrial disminuyeron en un 4,5% durante el curso del experimento, mientras que se incrementaron en un 13% en el otro grupo.
Este hallazgo se une otros estudios que, aunque pequeños, sugieren que las estatinas pueden afectar negativamente la respuesta al ejercicio. Ahora bien, señala el autor del trabajo, John P. Thyfault, «no hay duda de que las estatinas salvan vidas». Pero, asegura, en algunas personas se debería hacer un balance riesgo-beneficio a la luz de estos datos.

 

 

Fuente:

www.abc.es

Actividad física,
beneficios del ejercicio, Ejercicio, ejercitar, estatinas, Obesidad, por qué no consumir estatinas, sobrepeso,

También te puede interesar

14 de abril de 2014
La falta de actividad física se ha convertido en uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas y mortales como cáncer, diabetes y accidentes vasculares, aseguró la investigadora de la Harvard Medical School y de la Harvard School of...   >Leer más
20 de noviembre de 2012
Cuando una persona pasa sentada en la oficina o viendo televisión por varias horas corre el riesgo latente de acortar años a su vida debido a enfermedades que le pueden causar la muerte. [ Texto: Brenda Martínez para Prensa Libre ] La Organización Mundial de la Salud...   >Leer más