La importancia de motivar a los niños a la actividad física

Cualquiera que observe a los niños en los juegos se da cuenta que la mayoría de ellos son activos por naturaleza y que disfrutan de moverse. Pero lo que no es evidente es que treparse a la parte superior de un tobogán o colgarse de las barras puede llevar a los niños a mantener una vida futura activa.

A medida que crecen, a los niños le resulta difícil encontrar oportunidades para llevar a cabo actividades físicas diariamente. Esto se debe a que tienen más obligaciones escolares, a la percepción de que no son buenos en los deportes, a falta de modelos y a familias muy ocupadas. Incluso cuando los niños tienen el deseo y el tiempo para ser activos, los padres no se sienten cómodos dejándolos dar vueltas solos por el barrio, como solían hacer los niños antes. Por lo tanto, las oportunidades son muy limitadas.

Cuando los niños son activos, sus cuerpos responden bien a sus deseos y necesidades. ¿Por qué? Porque el ejercicio que se hace en forma regular proporciona los siguientes beneficios:

  • músculos y huesos más fuertes
  • control del peso
  • reducción del riesgo de contraer diabetes tipo 2
  • mejor dormir
  • mejor actitud ante la vida

Los niños que se mantienen físicamente activos y sanos tienen más posibilidades de estar motivados académicamente, prestar más atención y tener éxito. Y la capacidad física aumenta la autoestima a cualquier edad.

Son muchos los beneficios de estar activo físicamente, pero ¿cómo se alienta a los niños a hacerlo? Existen tres claves:

  1. Elegir actividades adecuadas para la edad del niño: Si no lo hace, el niño se puede aburrir y frustrar.
  2. Darles a los niños muchas oportunidades para ser activos: Los niños necesitan que los padres hagan más fácil la tarea de mantenerse activos proporcionando equipos y llevándolos a parques u otros lugares donde puedan realizar actividades físicas.
  3. Hacer que el objetivo principal sea la diversión: Los niños no van a participar de una actividad de la cual no disfrutan.

Cuando los niños disfrutan de una actividad, desean continuarla. La práctica de una actividad — ya sea nadar o andar en bicicleta — mejora la habilidad del niño y lo ayuda a sentir que ha logrado algo, especialmente cuando los demás lo reconocen y lo elogian. Esto hace que los niños deseen continuar con la actividad y hasta intenten probar otras.

La mejor manera de que los niños hagan actividades físicas es incorporándolas en su rutina diaria. Los niños pequeños y los de edad preescolar, deben jugar de forma activa varias veces por día. Los niños de entre 6 y 17 años de edad deben hacer por lo menos 60 minutos de ejercicio físico diariamente. Esto incluye el juego normal diario, el tiempo en el que está activo en la escuela, y la participación en clases o deportes organizados.

A pie, Actividad física, Calidad de vida, Ciudades Activas, Deporte Urbano,

También te puede interesar

26 de marzo de 2014
Caminar no sólo beneficia tu salud física, sino que también, según las investigaciones realizadas, mejora tu capacidad de concentración, tu autoestima y tu bienestar. En general, hacer ejercicio de cualquier tipo regularmente tiene numerosos beneficios sobre la salud:...   >Leer más
19 de diciembre de 2012
Instalaran equipos de gimnasio en los parques capitalinos   Texto: El diario de Yucatán Los parques ubicados en el Distrito Federal serán equipados con gimnasios para crear el hábito del ejercicio entre los capitalinos, informó Armando Ahued, secretario de Salud...   >Leer más