La calle peatonal más larga de Europa

Un paseo urbano de más de un kilómetro sin autos… ¿adivinas en que ciudad está?

[ Texto: Diario del viajero ]

Strøget es la calle peatonal más larga de Europa y la arteria principal de Copenhague. Para ser totalmente sinceros, son varias calles distintas que unen plazas muy importantes de la ciudad como Rådhuspladsen, Kongens Nytorv y los bellos canales de Nyhavn.

Lo normal es recorrer esta fantástica serie de calles desde la plaza del Ayuntamiento de Copenhague o Rådhuspladsen. Sea la hora que sea, la calle está abarrotada de gente en busca de alguna cosa que comprar o a la caza de un restaurante.

En Strøget hay locales para todos los bolsillos y preferencias. Desde grandes centros comerciales a pequeñas tiendas de artesanía y souvenirs. Hay espacio para las grandes firmas y para comercios de gangas. Pero la tienda de las tiendas de Strøget es la que acoge las míticas porcelanas danesas Royal Copenhagen.

Pero además de gastar dinero, comer algo y pasear, en Strøget se pueden contemplar todo tipo de espectáculos que corren a cargo de los artistas callejeros. Músicos, trileros, estatuas vivientes, comediantes, malabaristas… todo vale para sacar una sonrisa o unas monedas.

No obstante, lo mejor de Strøget, la calle peatonal más larga de Europa, es el ambientazo que tiene. Se trata de un auténtico hervidero de gente y un lugar magnífico para pasar la mañana o la tarde sentado en una terraza y contemplando el espectáculo o las casas de colores.

Foto: Kenny Louie

A pie, Ciudades Activas,
calles peatonales, Caminar, Ciudadanos activos, Copenhague, Curiosidades, Europa, Paseos, Strøget, Viajes,

También te puede interesar

19 de febrero de 2014
Según un estudio, elaborado por investigadores de la Universidad de Essex (Reino Unido), durante los primeros cinco minutos de ejercicio al aire libre –sea cual sea la actividad realizada– es cuando se produce el mayor aumento de autoestima y mejora del ánimo.Porque...   >Leer más
20 de mayo de 2013
Muchas abuelas y abuelos disfrutaron vivir en vecindades con habitaciones amplias, de techos altos, con corredores con plantas al frente y, sobre todo, con largos patios comunes que eran el lugar de la convivencia, de los juegos de los niños, de las fiestas familiares que se...   >Leer más