Juega y evita el sobrepeso futuro

Estudio científico afirma que el índice de masa corporal aumenta menos en niños que participan en actividades físicas.

Texto: La Estrella

La actividad física no solo es importante para adolescentes y adultos, también es indispensable para los niños. Se sabe que el incremento del sedentarismo en los niños y la repercusión que este factor tiene sobre el aumento en la obesidad infantil es uno de los hechos más preocupantes globalmente para la salud pública. Los hechos son indiscutibles, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 40 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso.

Según el médico ecuatoriano José Reinhart, especialista en deportología, para prevenir el sobrepeso en los niños, como primera medida los padres deben incentivar el juego desde temprana edad porque desempeña un papel fundamental en el desarrollo neuromotor.

‘Esto significa que permite el surgimiento de reflejos que automatizan los movimientos, lo que favorecerá a futuro el desempeño deportivo competitivo o recreativo. Además, el juego ayuda a los niños a socializar, comunicarse y aprender a compartir’, asiste el médico.

LO QUE SE DEBE HACER

Según Reinhart, como segunda medida, los padres deben fomentar la práctica de actividad física regular en sus hijos a partir de que cumplan los 5 años.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC), la actividad física en la infancia mejora la fortaleza y resistencia, contribuye a la formación de huesos y músculos saludables, reduce la ansiedad y el estrés, aumenta la autoestima y puede mejorar la presión arterial y los niveles de colesterol.

Además, de acuerdo con un estudio científico publicado en agosto de 2012 en la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, la actividad física, el entrenamiento deportivo y los juegos con participación física desde la infancia, constituyen un mecanismo preventivo del sobrepeso y la obesidad. 

La investigación demostró que el índice de masa corporal de niños en preescolar o primer grado que participaron en algún tipo de actividad física al aire libre en equipo aumentó más lentamente en comparación con niños inactivos.

De acuerdo con Reinhart, la recomendación adoptada por la OMS es que los niños sanos de 5 a 17 años realicen un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física. ‘De este tiempo, su mayor parte debe estar dirigida a actividad física aeróbica como caminar, correr o andar en bicicleta. Se debe incorporar la actividad física de fortalecimiento óseo y muscular, como mínimo 3 veces a la semana’, recomienda el especialista.

El médico agrega que las experiencias positivas asociadas a la actividad física en edades tempranas también ayudan a sentar las bases para que las personas se mantengan físicamente activas toda la vida.

Foto: cuellar / Foter.com / CC BY-NC

Actividad física,
actividad física, niños, Obesidad, prevención, Salud, Sedentarismo,

También te puede interesar

24 de diciembre de 2012
Andar en bici fomenta estados de alegría: nuevos estudios   Texto: Cletofilia En 1896, durante el apogeo del primer boom ciclista, el escritor reconocido sólo como "ANJ" en su libro “Tiempos de Nueva York” describía las rodadas por el Central Park neoyorkino: “En...   >Leer más
30 de diciembre de 2013
En cuanto arrancan las vacaciones a los niños les sobra tiempo y los primeros que no saben qué hacer con este tiempo de ocio adicional son los padres. Por eso, un buen momento para incentivar que los niños realicen actividad física y crear un hábito saludable para toda...   >Leer más