Infórmate responsablemente

La preocupación por el bienestar y la salud física parece ser una moda que llegó para quedarse. Cada vez son más las personas que se preocupan por tomar las riendas de su salud y llevar estilos de vida más sanos por lo que buscan constantemente orientación sobre los temas que les inquietan. Sin embargo, en la era conocida como la era de la información, es muy importante que nos cercioremos sobre la veracidad de los contenidos informativos a los que estamos expuestos cotidianamente y los datos que presentan. Lo anterior puede parecer una tarea impensable, con tantos canales abiertos que se alimentan de flujos de información en tiempo real, ¿quién tiene el tiempo para verificar toda la información a la que accede en la red? Pero cuando se trata de recomendaciones sobre nutrición y deporte o de temas vinculados a la salud, vale la pena tomar precauciones extras para no ponernos en riesgo. Aquí te compartimos 3 sencillos tips para navegar con certeza en las olas de información.

  • Los títulos son engañosos. En las redes sociales es común que se utilicen títulos sobre los temas de moda estructurados de forma sensacionalista para atraer visitas a los micrositios. En pocas ocasiones se lee el artículo completo por lo que frecuentemente se infieren relaciones causales que se basan en la información alarmista presente en los encabezados. Recomendación: cuando un título te llame la atención, sigue el vínculo y lee el contenido completo para que puedas ver si te aportan la información necesaria para emitir un juicio al respecto o no.
  • La valentía del anonimato. La firma es un elemento de validación de los contenidos publicados. Busca quien firma los contenidos para ver quien es la figura responsable, cuál es su trayectoria y si cuenta con las credenciales para hablar sobre la materia. Si son contenidos en redes sociales, busca que los perfiles tengan una descripción detallada sobre quiénes son las personas que manejan las cuentas y cuáles son los objetivos que persiguen. Los datos de contacto así como la liga a su página web son algunos elementos que pueden incrementar tu confianza.
  • Entre más, mejor. En estos temas tan de moda, la verdadera competencia no descansa en quién presenta la información más completa sino en quién publica sobre el tema primero. De ahí que las mayorías de los sitios se preocupen más por publicar los resultados de algún estudio novedoso que por verificar la metodología del mismo, desplazando la función de verificadores hacia los lectores. Recomendación: revisa que los estudios que presenten sean de instituciones reconocidas en el área de investigación, que se hayan sostenido por un periodo de tiempo mayor a 3 años y que el tamaño de la muestra sea significativa.

Interesarte por temas de salud y mantenerte informado es una responsabilidad que no debes tomar a la ligera, estar expuesto a mucha información no significa estar bien informado, hay veces que el exceso de información puede tenerte desinformado. Así que sabes, asegúrate de que la información ¡juegue siempre de tu lado!

Sin categoría,
Deporte, Información, nutrición,

También te puede interesar

6 de febrero de 2013
 Si las bajas temperaturas te desaniman para salir a hacer ejercicio, no te preocupes. Sigue estos sencillos consejos y no interrumpas tu entrenamiento: - Utiliza varias capas de ropa ligera y térmica, que puedas quitarte o ponerte con facilidad a lo largo del recorrido....   >Leer más
6 de agosto de 2013
En una reciente conferencia, Nilofer Merchant, experta en estrategias de negocios, puso el dedo en la llaga al hablar de uno de los factores que, sin darnos cuenta, constituye una grave amenaza para nuestra salud: el tiempo que pasamos sentados día tras día. Merchant, quien...   >Leer más