Informar a medias sobre la diabetes también puede perjudicar

La convivencia familiar es fundamental para entender en qué consiste la enfermedad, así como saber cómo prevenirla o hacerle frente.

La diabetes es uno de los principales problemas de salud que aquejan a la sociedad.  Su crecimiento genera un sinnúmero de conversaciones sobre sus causas y origen, lo que resulta positivo si la información difundida se orienta a educar y a promover estilos de vida saludables como la mejor herramienta para su prevención.

LEER: 10.6 millones de mexicanos padecen diabetes, según la Federación Internacional de Diabetes 

Para todas las asociaciones, agrupaciones de médicos y especialistas en el diagnóstico y tratamiento de la diabetes, queda claro que la educación no es simplemente parte del tratamiento, sino el tratamiento en sí mismo. Y ésta comienza en la definición del padecimiento y en el esclarecimiento de aquellos factores de riesgo que incrementan las posibilidades de su aparición.

No obstante, hay quienes preocupados por este problema lanzan campañas o proponen medidas restrictivas a ciertos productos en particular —como a los refrescos—. El  problema es que al hacerlo, muchas veces mal informan sobre la diabetes al difundir mitos, satanizando algunos alimentos, y lo que es peor, evitando que hayan espacios para una comunicación seria y sustentada, que realmente contribuya en beneficio de la salud de la gente.

Considero que la dispersión en la información y la difusión de mensajes confusos o incompletos aumenta las dudas y genera la aparición de mitos en torno a qué es la diabetes, las causas de la enfermedad y su tratamiento.

La diabetes mellitus es un grupo de enfermedades que se caracterizan por el aumento del azúcar en la sangre (hiperglucemia), ocasionada por un defecto parcial o total en la producción de insulina y/o en la acción de la insulina. En el caso de la diabetes mellitus tipo 2, cuyos índices de incidencia se han incrementado no solo en México, sino a nivel mundial, se trata de una enfermedad silenciosa, es decir, de lento avance y sin mayores síntomas al inicio.

Qué la causa, es, sin duda, la pregunta más importante y cuyas definiciones juegan un papel preponderante en su prevención. Esta enfermedad está determinada por factores de riesgo, es decir elementos que pueden incrementar las probabilidades de padecerla, mismos que pueden reducirse si se incorporan a la vida diaria conductas saludables que los reduzcan. Es decir, la constancia en la práctica de hábitos sanos, como por ejemplo hacer ejercicio, asegura no solo la prevalencia de estos, sino que disminuyen las probabilidades de riesgo asociadas a la diabetes.

Según el estudio Práctica médica efectiva. Una herramienta indispensable para el médico general. Diabetes hoy para el médico y el profesional de la salud, los factores de riesgo existen dos categorías. Primero, los no modificables, como la edad, los factores hereditarios o genéticos. Segundo, los modificables, es decir, aquellos que nuestras conductas o hábitos pueden potencializar o disminuir. Entre éstos están la inactividad física, la alimentación incorrecta o la presencia aumento de colesterol  en la sangre.

Es justo en este segundo grupo donde la educación y la cultura de la prevención inciden directamente, y más aún en un contexto altamente influenciado por la globalización. En este sentido, la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), señala en su guía: Diagnóstico, control, prevención y tratamiento del Síndrome Metabólico en Pediatría, que es justamente la globalización la que ha favorecido cambios en el estilo de vida, orientándolos a un consumo mayor, con un mayor contenido de calorías, a tener actividades sedentarias, es decir que requieren poca o nula actividad física, provocadas en su mayoría por el uso de computadoras, videojuegos, televisión, etc., y sobre todo, a no realizar ejercicio.

Una de las principales propuestas de la ALAD es el establecimiento de programas de intervención en el entorno familiar, escolar y en la comunidad para ayudar a la población a adquirir estilos de vida saludables. Programas que difundan la importancia que tienen, pero sobre todo, que eduquen con base en información veraz y oportuna.

Dentro de este mismo contexto, la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición realizada en México (ENSANUT 2012), señala que se ha demostrado que si la gente realiza actividad física, es más probable que, de manera natural, se reduzca la cantidad de calorías (o ingesta calórica) que ingiere diariamente, modificando así su estilo de vida, por uno mucho más saludable.

Debe comprenderse que los factores de riesgo que pueden incrementar las posibilidades de padecer diabetes, tienen en sí mismos causas propias y medidas preventivas, que en muchos casos están ligadas a conductas y hábitos no saludables. Por ejemplo, el aumento de peso tiene su origen principalmente en dos factores: una alimentación alta en energía y un gasto energético disminuido, ocasionado por poca actividad física. Es decir, nuestro cuerpo no utiliza todas las calorías que comemos, porque no realizamos ejercicio ni actividad física, como pudiera ser el caminar al menos 30 minutos al día.

El objetivo final de todos quienes muestran una preocupación por el incremento en los índices del padecimiento, debe ser el propiciar una mejor calidad de vida en la población. Entre aquellos que aún están a tiempo de prevenir la enfermedad y entre quienes la padecen, con información y consejos que impulsen un cambio positivo en los hábitos alimenticios, propiciando una mayor atención a las porciones de alimentos que se ingieren, procurando hábitos de vida saludables, los cuales incluyen el realizar actividad física de manera frecuente.

Este enorme reto empieza en casa, en el núcleo familiar, donde se forjan el carácter y la forma de ser de cada persona, y el ejemplo de los padres es pieza clave del éxito, así como contar con datos e información veraz. Esto puede hacer la diferencia.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Iván Darío Sierra Ariza.

Fuente:

mexico.cnn.com

Calidad de vida,
diabetes, diabéticos, informar sobre diabetes, Iván Darío Sierra Ariza,

También te puede interesar

24 de febrero de 2013
  Sobre los beneficios del ejercicio se ha hablado bastante. Pero hasta el momento la mayoría de los estudios se habían concentrado en analizar sus efectos en los adultos de edad media. Y muchos adultos mayores seguían pensando que el ejercicio ya no era adecuado para...   >Leer más
5 de julio de 2012
Algunos parajes del mundo guardan un encanto especial. EcoDiario.es hizo un recorrido por los parques y jardines de todo el planeta y seleccionó los diez más espectaculares en una guía que todo amante de los viajes debe tener en cuenta. Disfruten con nosotros del trayecto.   Garden...   >Leer más