¡Fuera de la ciudad!

Hola a todos,

Ya es viernes por lo que el día de hoy hablaremos sobre una opción que nos encanta para hacer ejercicio los fines de semana. Si, sabemos que siempre estamos promoviendo las ciudades y el uso de la infraestructura urbana para la práctica del ejercicio. Sin embargo, los fines de semana son una excelente oportunidad para salir de la ciudad y recorrer sus alrededores. Normalmente, la aventura comienza desde antes de salir de la ciudad cuando empezamos a preparar todo para la salida y ponemos a prueba tanto nuestro espíritu aventurero como nuestra capacidad para abandonar el asfalto.

Si bien es cierto que la ciudad ofrece innumerables espacios públicos en los que se puede hacer ejercicio y actividad física, la experiencia de realizarlo lejos del claxón y de la contaminación tiene también sus ventajas. Y es que uno se sorprende con la proximidad a la que se encuentran espacios naturales que pueden ser utilizados para mejorar nuestra salud y hasta nuestro estado de ánimo. ¿Alguna vez has sentido que la ciudad te impone un ritmo muy acelerado? Cuando quieras escapar de él, busca los lugares cercanos a los que puedes acudir en búsqueda de un poco de paz y tranquilidad.

Por su naturaleza antagónica los paisajes naturales que contrastan con el paisaje urbano están esperándote para sorprenderte. Son muchos los lugares que en un radio de 1 a 2 horas puedes visitar de tal manera que puedas ir de ida y vuelta, sin tener que pasar la noche fuera de la comodidad de tu casa y sobre todo sin hacer gastos onerosos.

A continuación, te pasamos algunos tips para que hacer ejercicio fuera de la ciudad no se convierta en una tragedia épica:

1. ¡No vayas solo! Sabemos que no es muy fácil encontrar a personas que les guste hacer el mismo ejercicio que a ti o a la misma intensidad pero no tienes que encontrar a la persona que hace exactamente lo mismo que tu. Puedes organizar un grupo en el que cada quien haga su actividad a su ritmo y ponerse de acuerdo en los lugares y tiempos de encuentro para que no se pierdan la pista.

2. Investiga primero. No te lanzes a la aventura. Busca previamente las indicaciones sobre cómo llegar y cómo regresar, los costos, las distancias promedios, qué actividades puedes realizar ahí y que ropa es la más adecuada dependiendo del clima.

3. Avísale a alguien. Aunque vayas en grupo, es muy importante que alguien que no va a ir sepa a dónde vas, qué ruta piensas hacer, a qué hora sales y a qué hora piensas regresar. Una vez que regreses, acuérdate de avisarle que no tuviste ningún imprevisto.

4. Lleva provisiones. No te confíes en que encontrarás un lugar por dónde comer o que seguramente allá encontrarás lugares para comprar agua, lleva tu termo y un lunch box para que pueda hidratarte y comer algo justo después de tu entrenamiento, independientemente de que después aprovechen el viaje para conocer la comida local.

5. Lleva un cambio de ropa para que terminando de entrenar puedas quitarte las prendas que estén mojadas o sucias, así evitarás sufrir todo el regreso a casa.

Esperamos que este texto les sea de utilidad y que se animen a conocer los lugares que se encuentran fuera de la jungla urbana.

 

Actividad física, Calidad de vida,
outdoors,

También te puede interesar

14 de agosto de 2014
Como padres es muy difícil lograr que nuestros pequeños lleven una vida saludable, una dieta balanceada y practiquen ejercicio. Pero, ¿cómo motivar a los hijos a ejercitarse? Si aún no sabes cómo, sigue leyendo porque enseguida te daremos prácticos tips para motivar a...   >Leer más
12 de junio de 2013
El yoga ayuda a que nuestro cuerpo funcione mejor, ya que mejora la flexibilidad y el equilibrio, pero, además, beneficia a la mente pues la torna más pacífica y asertiva. La respiración también cambia: es más pausada y mejor aprovechada. Basta hacer un par de sesiones...   >Leer más