Fitness de oficina

Tips infalibles para que las chicas que “no pueden escapar del trabajo” se queden sin pretextos para no ejercitarse.

Texto: Life & Beauty Weekly /

Seguro, sabemos que es importante hacer ejercicio con regularidad. Los expertos del fitness dicen que es fundamental hacer algo de actividad física cada día para mantenernos en forma y protegernos de la obesidad y de enfermedades cardíacas o diabetes.

Pero ir al gimnasio entre semana es una meta que a menudo resulta muy poco realista. Afortunadamente, estar atrapado en la oficina no quiere decir que debas olvidarte del ejercicio físico.

“Puedes realizar un gran ejercicio físico en la oficina o en tu cubículo si estás dispuesta a que se vea que te estás ejercitando”, explica Tracy Hafen, experta en fitness de YouBeauty.com. “La clave para hacer que la actividad física en el escritorio sea efectiva es la misma que para cualquier otra forma de ejercicio: debe quemar calorías, proporcionar una resistencia desafiante a los músculos y utilizar movimientos que el cuerpo realiza en la vida cotidiana.”

Estas son algunas recomendaciones y ejercicios para realizar actividad física durante la jornada laboral que te mantendrán tonificada, ¡siempre que no visites la máquina de refrigerios después! Intenta hacer alguna forma ejercicio durante dos a cinco minutos al menos cada hora. ¿Tienes miedo de parecer tonta frente a sus compañeros de trabajo? Cierra la puerta de tu oficina o busca una sala de conferencias vacía.

Caminata durante la jornada laboral: “Levántate de su escritorio cada hora, a la hora en punto, y camina el perímetro de tu lugar de trabajo. Básicamente, libérate de esa espantosa posición sentada”, conseja Adam Bornstein, director editorial de Livestrong.com. También recomienda usar las escaleras en lugar del ascensor cuando sea posible y estacionar lejos de la puerta de entrada de la oficina.

Deslizamiento sobre la pared: apoya la cabeza, la región dorsal de la espalda y el trasero contra la pared. Coloca las manos y los brazos contra la pared, más arriba de la posición en la que se hace “hight-five”, con los codos doblados 90 grados y el brazo a la altura del hombro. Desliza los brazos por encima de la cabeza, asegurándote que la cabeza, la parte alta de la espalda, el dorso de las manos y el trasero se mantengan en contacto con la pared. Detente un segundo y vuelve a la posición inicial. Realiza 10 repeticiones

Sentadilla con una sola pierna y toque: párate sobre la pierna derecha con las rodillas ligeramente flexionadas y las manos en las caderas. Flexiona la rodilla y baja el cuerpo hacia el piso mientras alcanzas con la mano izquierda el lado exterior del pie derecho. Mantén la posición. Luego empuja con el talón y vuelve al punto de inicio. Haz diez repeticiones, después cambia de piernas y repite.

Reclinaciones: siéntate en el borde de la silla, manteniendo la espina dorsal derecha. Inclina el torso hacia atrás hasta sentir que activas tus abdominales (no necesitas moverte demasiado), luego vuelve a la posición erguida. Repite varias veces. Si tu silla tiene ruedas, haz el movimiento estando parada y manteniendo una línea recta desde sus rodillas hasta la parte superior de la cabeza mientras te inclinas hacia atrás

Elongación de tendón de la corva: párate y apoya un pie sobre el asiento de la silla frente a ti, inclinándote hacia adelante ligeramente, a la altura de la cadera, y manteniendo el arco normal en la parte baja de la espalda. También puedes hacerlo sentada, extendiendo el pie hacia adelante con el talón sobre el piso e inclinándote hacia adelante a la altura de la cadera.

Bien sentadita: entre cada ejercicio, “utiliza el tiempo que pasas en el escritorio para concentrarse en la postura”, dice Bornstein. “Evita encorvar los hombros o estirar el cuello hacia adelante”. E intenta apretar los músculos abdominales mientras estás sentada. Así harás un ejercicio sencillo y que pasará desapercibido.

Foto: http://www.skyhospital.com

Calidad de vida, Indoors,
actividad física, Ejercicio, Ejercicio en la oficina, Oficina, Salud,

También te puede interesar

24 de abril de 2014
Como toda actividad, el ciclismo urbano tiene sus riesgos que, con mínimas precauciones pueden ser reducidos. Al momento de subirnos a una bici, es necesario familiarizarnos con ella, probar sus frenos, tocar sus llantas y tener seguridad. A continuación te presentamos 11...   >Leer más
25 de julio de 2012
Como parte de su oferta turística, París ofrece no sólo monumentos históricos y paisajes emblemáticos, sino también, y a pesar de no estar beneficiado geográficamente para esto, playas para el verano. Texto: El Semanario / Durante esta temporada, las márgenes del...   >Leer más