El ejercicio: el mejor antidepresivo

El ejercicio no sólo es bueno para el corazón, también lo es para el cerebro. Está demostrado que hacer ejercicio retrasa la muerte de las neuronas y favorece el nacimiento de otras nuevas en el hipocampo, responsable del aprendizaje y la memoria”. Por el contrario, el sedentarismo físico va asociado al mental, y según sugieren algunos estudios, a un mayor riesgo de deterioro cognitivo. Además la actividad física combate el estrés, es un potente antidepresivo, actúa como una recompensa para el cerebro, nos protege de caer en las adicciones y nos hace sentir bien.

Con un largo puente como este por delante, nada mejor que dedicar un tiempo a practicar ejercicio. No es necesario sudar hasta la extenuación, el ejercicio moderado es suficiente para producir todos los beneficios antes enumerados. Es más, un ejercicio demasiado intenso puede tener un efecto perjudicial para el cerebro y poner en jaque a nuestras neuronas, porque el estrés es uno de los factores que más las perjudica.

Así que, para volver “rejuvenecido” física y mentalmente de estas minivacaciones, lo mejor es calzarse las deportivas y ponerse a caminar, a ser posible en medio de la naturaleza, porque un “entorno verde” ayuda a nuestro cerebro a relajarse. Otro dato para sopesar, cambiar de aires e ir a lugares desconocidos también es un estupendo estimulante para el cerebro, que está “diseñado” para afrontar entornos cambiantes.

Vía ABC

Actividad física, Ciudades Activas,
actividad física, depresión, Ejercicio, Salud,

También te puede interesar

1 de octubre de 2012
La calle peatonal Florida, en pleno centro de la capita argentina, estrenará nueva cara en 2013. [ Textos: Peatonales de Buenos Aires ] “Era hora de que se acordaran de Florida. Esta calle tiene que recuperar su esplendor. Pero lo voy a creer cuando lo vea realizado.”...   >Leer más
29 de enero de 2014
Si el paseo en familia es una de sus más gratas actividades, tome en cuenta que tiene frente a usted una gran oportunidad para mejorar su salud y de paso inyectarse una buena dosis de alegría. ¿La razón? La evidencia científica confirma que entre menos actividad física...   >Leer más