El cansancio y el ejercicio

Hola a todos,

Pues hoy experimentamos una de las peores frustraciones de quien hace ejercicio: el cansancio. Después de no poder entrenar por lesión o enfermedad, nada es tan frustrante como no poder entrenar igual por padecer cansancio o fatiga.

Lo primero que tienes que hacer es identificar por qué estás cansado. ¿Es por qué has estado entrenando de manera más constante que de costumbre? ¿O quizá subiste mucho la intensidad de tu ejercicio? La constancia significa que tuviste un entrenamiento sostenido a lo largo de un periodo de tiempo, si no le has dado a tus músculos el tiempo necesario para recuperarse y descansar, su respuesta inmediata es hacértelo saber. Si has tenido el descanso adecuado pero subiste de intensidad de manera repentina tu cuerpo puede haberlo resentido. Los cambios en la intensidad de tu entrenamiento deben ser siempre progresivos, necesitas darle tiempo al cuerpo para que poco a poco empiece a acostumbrarse.

Si crees que la razón por la que estás cansado se debe a alguna de estas, bájale a la intensidad. Debes descansar por lo menos un día a la semana, aunque si tus días son muy agitados y durante ellos no paras ni un segundo considera descansar 2 veces. Aunque te parezca un sacrilegio del deportista, verás como no sólo rindes más durante tu ejercicio sino también en tus demás actividades del día.

Otro motivo de tu cansancio puede ser el exceso de trabajo. Identifica si ha habido un incremento repentino en la carga laboral, si estás tenso o presionado por algún tema delicado y que requiere mucha precisión o si tus horarios han cambiado recientemente y por causa de algún tema en particular has tenido que llegar más temprano o salir más tarde es probable que tu cuerpo lo resienta. Si está es la causa, trabaja en ejercicios de relajación, trata de mantener el ritmo de trabajo pero bájale a la dosis de estrés, mantenerte relajado aún en jornadas largas de trabajo te ayudará a rendir más.

Si has estado comiendo mal, saltándote comidas o comiendo de una forma desequilibrada el cansancio se presentará en tu vida. Recuerda que puedes comer de todo siempre y cuando mantengas un equilibrio energético positivo, esto es, que quemes más calorías que las que consumas. De la misma manera, debes buscar el equilibrio entre las proteínas, los carbohidratos y las grasas para que tu proceso digestivo no sea lento y pesado.

¿Qué hacer si estás cansado?

1. Identifica el motivo y adopta los cambios necesarios

2. No dejes de hacer ejercicio, sorprendentemente, la actividad genera mayor actividad. Sólo cambia de rutina, bájale a la intensidad o recorre distancias más cortas.

3. Come y duerme bien. Lo sabemos, lo has escuchado siempre, pero te sorprenderás de lo benéfico que puede ser agregarle una hora de sueño a tu día.

 

Calidad de vida, Deporte Urbano,
cansancio,

También te puede interesar

11 de febrero de 2014
Muchas personas piensan que hacer ejercicio regularmente es suficiente para mantenerse saludable, pero pueden estar equivocadas. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Cornell, las mujeres que han pasado más de 11 horas de reposo o sentadas tienen 12% más...   >Leer más
8 de noviembre de 2013
Dentro del programa de recuperación del espacio público del Gobierno de la Ciudad de México, para darle un destino social, ecologista y de convivencia, en el Centro Urbano “Presidente Alemán” (CUPA) la Procuraduría Social logró crear un gimnasio al aire libre, que...   >Leer más