Dime cuánto comes y te diré cuánto tienes que ejercitarte

Poner en las etiquetas de la comida la cantidad de ejercicio que necesitas hacer para quemar las calorías que estás a punto de comerte, ayuda a que la gente coma menos, concluye un estudio realizado por la Fundación de la Texas Christian University.

Esta puede ser una buena manera de combatir la alta ingesta de alimentos calóricos, los que son señalados como responsables de uno de los mayores problemas que padece la humanidad, en especial países como Estados Unidos y México.

Según el estudio, los consumidores a los que se les dio esta información adicional en su menú comieron menos alimentos altamente calóricos que otros clientes.

Por ejemplo, saber que te tomará una sesión de dos horas de ejercicio quemar las calorías de una hamburguesa con queso puede ser más preventivo, incluso, que decirte la cantidad de calorías que esa hamburguesa contiene, explicaron los investigadores, según un reporte de la BBC.

Ahora, están en planeación estudios más grandes.

El grupo de estudio fue dividido de la siguiente manera: tres grupos de 100 conformados por personas de entre 18 y 30 años de edad, elegidos al azar.

A un grupo se les sirvió un menú sin ninguna información sobre las calorías, a otro se le sirvió con la información sobre las calorías que contenían sus alimentos y al tercero, se les presentó la información sobre el número de calorías y la cantidad de ejercicio necesaria para quemarlas.

Los tres menús contenían la misma variedad de alimentos y bebidas, es decir, hamburguesas, sándwiches, ensaladas, papas fritas, refrescos y agua.

Además, ninguno de los voluntarios supo lo motivos del estudio, y los investigadores consideraron los niveles de hambre de los asistentes en la interpretación de los resultados.

De acuerdo con los investigadores, la gente que recibió los menús con la información calórica de sus raciones y de la cantidad de ejercicio necesaria para quemarla, comieron “mucho menos” que quienes no recibieron ninguna información adicional.

El Doctor Meena Shah, uno de los investigadores que hicieron el estudio, explicó que “éste es el primer estudio en examinar los efectos de mostrar los minutos de caminata a paso ligero necesarios para quemar las calorías de los alimentos ordenados y consumidos. Este estudio sugiere que hay beneficios”, afirmó.

Los investigadores dicen que caminar a paso ligero es algo que casi todo el mundo puede realizar,

Contar calorías o cuidar el corazón
El doctor Shah negó que estos resultados puedan generalizarse para la gente mayor de 30 años, por lo que anunció varios estudios más con grupos de mayor edad y más diversos.

Las conclusiones de este estudio fueron presentadas en la reunión de Biología Experimental 2013, celebrada en Boston la semana pasada.

La nutrióloga de la Fundación Británica del Corazón, Victoria Taylor, dijo a BBC que fue clara la reacción que tuvo entre la gente el haber mostrado el contenido nutritivo de los alimentos a la hora de ordenar, lo cual las ayudó a tomar decisiones más informadas.

Pero agregó que “haber presentado la cantidad de ejercicio que se necesita para quemar las calorías a consumirse fue una idea interesante, pero es mejor ofrecer opciones sanas para el corazón que un conteo de calorías”.

“Los restaurantes también pueden tomar medidas para hacer comidas saludables, servir porciones apropiadas y reducir la cantidad de sal, grasas saturadas y azúcar en sus platos.

“Ya sea comiendo en casa o salir a cenar, una dieta balanceada con muchas frutas y verduras es la mejor manera de proteger el corazón”, agregó.

 

 

 

Fuente:

Lakmiseta.com

Actividad física, Calidad de vida,
actividad física, cuánto me tengo que ejercitar, Ejercicio, qué tanto tengo que ejercitar, tiempo para hacer ejercicio,

También te puede interesar

26 de julio de 2012
La ciudad es un buen escenario para andar con tranquilidad y sentir el placer de ser un espíritu vagabundo. Sólo nos hace falta un buen par de tenis, un poco de tiempo, compañía si alguien quiere ir a nuestro lado y un recorrido que puede cambiar cada día. Texto: Elle...   >Leer más
25 de junio de 2014
Vivir en una zona urbana en la que es fácil salir a caminar, donde hay abundancia de comercios de barrio o se puede llevar a los niños al colegio andando o en bicicleta puede ser una buena receta para controlar la obesidad y la diabetes. Cada vez son más los estudios que demuestran...   >Leer más