Cinco soluciones para cinco problemas que impiden ir a trabajar en bici

Pedalear al trabajo puede ser una experiencia benéfica para la salud y la economía de sus usuarios, aunque hay quien sigue sin animarse a hacerlo. Presentamos cinco soluciones a cinco problemas comunes que impiden que más ciclistas acudan a sus centros de laborales.

Texto: Cletofilia

Muchos usuarios de bicicletas se resisten a realizar su traslado habitual al trabajo debido a factores que por lo general tienen una práctica y sencilla solución. Aquí algunas soluciones basadas en el Manual del Ciclista Urbano de la Ciudad de México.

El sudor
Según vaya ganando condición el sudor irá desapareciendo, si no cuenta con duchas en su centro laboral puede recurrir a estos sencillos consejos para no sudar en el trayecto al trabajo en bicicleta:

Marcar un ritmo de pedaleo más relajado al que le provoca sudoración.

Dar tiempo a refrescarse al llegar a su centro de trabajo.

Si su trayecto es mayor a  cinco kilómetros de distancia puede ir con mangas cortas esto servirá de radiador al calor emitido por su esfuerzo al pedalear.

Refrescarse con toallas húmedas desechables y llevar consigo antitranspirante.

 

Mucho frío o mucho calor
Si cuenta con vestidor o algún lugar para mudarse de ropa en su centro de trabajo es recomendable que use ropa deportiva para realizar el trayecto al trabajo y mudarse una vez que ha llegado, llevando su muda en mochila con  tirantes, alforjas o portabultos montados en la bicicleta.

Invertir en ropa que lo mantenga cómodo durante el pedaleo y se acople a las inclemencias del tiempo, hay una gran variedad de marcas de ropa con estilos casuales que lo mantendrán presentable para cualquier situación dentro de su centro de trabajo.

Recordar sobre todo que en la ciudad de México el clima tiende a variar mucho del día a la noche, empacar ropa en consecuencia a los requerimientos de clima.

 

El trayecto no es seguro
Una de las mayores razones por la que la gente no utiliza la bicicleta para realizar trayectos a su centro laboral es la inseguridad en el camino.

El uso de ropa reflejante, casco, guantes, así como luces delantera y trasera para su bicicleta ayudarán a que se haga visible a peatones y automovilistas.

Planificar su ruta por vías alternas donde la afluencia de automotores es menor, mostrar confianza en todo momento recuerde que tiene derecho al uso de la vía como cualquier otro vehículo.

Estar atento en todo momento al tráfico y a los peatones, respetar los sentidos de la circulación, así como señales de tránsito, usar el sentido común si duda será mejor bajar de la bicicleta e ir por la banqueta.

 

Es demasiado lejos
Erróneamente se considera a la ciudad de México con trayectos largos, cuando dentro del área metropolitana no hay trayectos mayores a trece kilómetros, que se traducen como máximo en una hora de pedaleo a un ritmo realmente relajado y fácil de completar aun sin condición física.

Usar una combinación de bicicleta y transporte público para adaptar una ruta. El Metrobús además de contar con bici estacionamiento en la mayoría de sus estaciones, pude acceder en horas estipuladas por el sistema con su bicicleta: entre semana 04:30 a 06:30 horas  22:00 a 24:00 horas,  sábados todo el día (excepto de 12:00 a 17:00 horas), domingos todo el día. En el Metro sólo es posible acceder en días festivos y domingos todo el día con bicicleta.

Conducir su automóvil llevando la bicicleta en la cajuela y pedalear una distancia más reducida para llegar a su centro de trabajo.

 

No hay lugar para estacionar la bicicleta con seguridad.
Asegurar su bicicleta a un objeto inamovible y anclado al piso o pared, evitar los árboles pequeños, rejas de madera u otras bicicletas. Encadenarla en un lugar visible, cercanos a cámaras de vigilancia y a la vista de transeúntes esto disuadirá el que violen su cerraduras.

Se recomienda candados tipo U, si cuenta con una cadena lo suficientemente grande sujetar cuadro y llantas, de no ser así dar prioridad al cuadro.

Solicitar al jefe la posibilidad de guardar la bicicleta en sótanos, estacionamiento bajo techo, pasillos donde no entorpezca el libre paso dentro de la oficina.

 

Descarga aquí el Manual del Ciclista Urbano

 

Calidad de vida, Ciclistas, Ciudades Activas,
actividad física, Bicicletas, Ciclismo, ciudades, Obesidad, Sedentarismo,
  • Travis Gilson

    Los primeros puntos son debatibles, pero no el último. Tengo una bici plegable Montague, ideal para ir a trabajar. Es de tamaño completo, super cómoda… una vez que llego a la oficina, la pliego y la guardo debajo de mi mesa. ¡No hay lugar más seguro!

También te puede interesar

30 de enero de 2014
Caminar al trabajo  (si es posible) es una forma saludable y sencilla de añadir pasos adicionales a tu día. De acuerdo con los últimos datos del Censo de Governing.com, en Estados Unidos, sólo 2.8 por ciento de la población se traslada principalmente a pie. Las ciudades...   >Leer más
17 de octubre de 2012
MXLiBiCi es un grupo social que se dedica a promover el ciclismo urbano como una alternativa eficaz de transporte en la ciudad de Mexicali. En Cletofilia platicaron con Carolina Díaz Sánchez, una de las fundadoras del grupo que actualmente funge como coordinadora. [ Texto:...   >Leer más