Camina y haz vida de barrio

Hola a todos,

Seguimos en nuestra semana de motivación para ver si logramos convencer a algunos cuantos de replantearse objetivos saludables para terminar estos últimos 6 meses del año más activos. Por lo general todos caemos en el cliché de hacer propósitos para mejorar nuestra salud cada inicio de año y la buena voluntad nos dura poco… muy poco. Sin embargo, no tenemos que hacer cambios drásticos en nuestra forma de vida para  alejarnos de algunos patrones de conducta poco saludables y empezar a adoptar nuevos hábitos más saludables que aunque parezcan minúsculos, en la suma, empiezan a tener un impacto positivo en nuestra forma de vida. De ahí que el día de hoy nos hayamos decidido por escribir sobre una actividad tan natural que tendemos a no contarla como ejercicio: caminar.  ¡Lo sabemos! Todo mundo nos dice que caminar es bueno y que debemos de hacerlo con frecuencia pero, ¿quién lo hace? Caminar, una actividad que normalmente tomamos por sentada es en realidad un ejercicio áerobico que no sólo nos ayudará a mejorar nuestra capacidad respiratoria sino que si lo hacemos por un periodo de tiempo sostenido nos ayudará a quemar grasa también.  Para lograrlo, piensa en todas las actividades que realizas y cuáles de ellas puedes hacerlas caminando. Te sorprenderá ver todos los pretextos que utilizamos para evitar caminar un poco. Desde que diversos establecimientos ofrecen el servicio de entrega a domicilio, tendemos a pedir hasta la comodidad de nuestro hogar desde el periódico, la comida, hasta las medicinas e incluso ¡la ropa de la tintorería! Todas estas actividades cotidianas que acostumbrábamos a realizar caminando por la cercanía que dichos establecimientos tenían con nuestro hogar ahora las evitamos perdiéndonos no sólo de los beneficios físicos que nos brinda caminar por nuestra cuadra, sino también de la oportunidad de hacer vida de barrio.  Salir a caminar y hacer nuestras cotidianas visitas a la farmacia, al super, al cafecito o a la tiendita de la esquina nos permite tener contacto social.  Conocer a las personas con las que compartimos nuestra escala de ciudad más inmediata, es decir, el barrio o la colonia, nos permite contrarrestar la sensación de anonimato característica de la vida en la ciudad y que muchas personas encuentran como uno de los principales aspectos negativos de la vida urbana. Recorrer caminando nuestro barrio nos permitirá conocernos unos a otros lo que con el tiempo facilitará la tarea de organizarnos para discutir la implementación de algún programa gubernamental o para escoger mediante consulta ciudadana las necesidades más apremiantes del barrio. Así que ya sabes, caminar es solo uno de los muchos cambios pequeños que podemos empezar a introducir en nuestro día a día sin que nos represente un sacrificio enorme; al mismo tiempo que activará nuestras calles contribuirá a fortalecer el tejido social de nuestra colonia.

A pie, Actividad física, Hacer ciudad, Sin categoría,

También te puede interesar

14 de septiembre de 2012
“Whenever I see an adult on a bicycle, I have hope for the human race”. H-G. Wells Texto: Ariela Stern para Life & Style / El Dr. Alex Moulton fue pionero de la revolución de bicicletas de llantas más pequeñas hace casi 50 años. Todas las bicicletas modernas...   >Leer más
4 de diciembre de 2012
Siete casos de reconversión urbana. Texto: Constanza Martínez Gaete para Plataforma Urbana The McAllen Public Library © Lara Swimmer Mientras en algunas ciudades los edificios abandonados son demolidos para erigir nuevos proyectos que no siempre reivindican el carácter...   >Leer más