4 CLAVES BÁSICAS DEL JOGGING

Salir a correr habitualmente de forma moderada estimula un estado de ánimo feliz: La Universidad de Bonn descubrió por vez primera que una sesión de carrera aumenta la liberación de endorfinas, sustancias que generan sensación de bienestar. Hoy parece que está muy de moda correr, mucha gente se ha propuesto comenzar a practicar y entrenar incluso para ir a carreras pequeñas o maratones. ¿A ti te gusta correr?

Correr, alarga la vida (la Universidad de Stanford investigó a 500 corredores maduros durante más de 20 años y encontró que éstos sufrieron menos discapacidades y redujeron a la mitad el riesgo de muerte prematura) porque previene la pérdida de masa ósea, ayuda a disminuir la presión arterial y mantiene la elasticidad de las arterias, lo que reduce el riesgo de ataque cardíaco.

Sabiendo tales beneficios, ¿no te gustaría empezar con unas carreritas matutinas? Decididas entonces a empezar con nuestra rutina, revisemos estos consejos:

1. Compra el calzado adecuado. Debes asegurarte de que tus zapatillas te brinden buen apoyo, lo cual implica una suela gruesa capaz de absorber el impacto. También, antes que todo debes reconocer el tipo de pie que tienes: un pie plano requiere de zapatillas que controlen el movimiento o te aporten estabilidad; los pies con arco alto, un calzado flexible o acolchado. Si piensas correr por senderos o cuando el clima es adverso, tendrás que usar unos con tracción, estabilidad y durabilidad.

2. Haz un calentamiento dinámico. El Consejo Americano del Ejercicio (American Council on Excercise, ACE) determinó que el “estiramiento estático”, donde se extiende un grupo muscular al máximo y se sostiene por 30 segundos (estiramiento estático de la pierna) no mejora el rendimiento en el ejercicio; al contrario, antes de una sesión de ejercicio puede tener un impacto negativo en actividades como las
carreras cortas y los saltos. Por ello, recomienda incluir los estiramientos “dinámicos” en la rutina de calentamiento: pasos largos y exagerados para prepararse para una carrera, por ejemplo.

3. Aprende a llevar una respiración correcta. Tu inhalación-exhalación deben estar en función de los pasos que des; los corredores profesionales siguen la siguiente pauta: una proporción de ritmo de 2/2, dos pasos mientras inhalan y dan otros 2 pasos mientras exhalan; si se corre muy lento, una proporción de 3/3; mientras que si se corre muy rápido, lo más común es una relación de 1/1 (común en carreras de 100 y 200 metros). Quizá en un principio te cueste trabajo seguir tal sistema, pero el caso es hacer consciente tu respiración para, poco a poco, busques el ritmo entre tu respiración y los pasos que das.

4. Determina la distancia apropiada para ti. En realidad, lo que los expertos aconsejan en empezar escuchando el cuerpo; éste es una máquina perfecta que te indicará cuándo detenerte, así que no intentes ignorarlo porque de lo contrario lo forzarás y seguramente al día siguiente no lo aguantarás. No obstante, ten presente que una carrera de 10 kilómetros es el límite máximo para un adolescente de 13 años y ninguna persona menor de 18 años debe tratar de correr una maratón.

Fuente:

http://eldiariodelanena.com

Actividad física,
actividad física, correr, Ejercicio, ejercitar, empezar a correr, joggin,

También te puede interesar

4 de julio de 2013
Hola a todos, Al igual que las sinfónicas, los maratones más famosos tienden a ser aquellos maratones que se llevan a cabo en las grandes ciudades; como el Maratón de Nueva York, Chicago, Londres, Berlín, Boston y muchas otras más. Los maratones son una excelente forma...   >Leer más
18 de marzo de 2014
Las personas que se trasladan en bicicleta al trabajo pueden llegar a ser unas tres veces más felices en el trayecto que las que lo hacen solas y en automóvil, según nuevos estudios de la Universidad de Portland. A pesar de ser atropellados, acosados, insultados y, a menudo,...   >Leer más