10 Recomendaciones para hacer ejercicio mientras trabajas

El estrés que produce el trabajo diario de la oficina es un asunto innegable. La presión de las labores es abrumadora y es cierto que por salud física se hace necesario tomar medidas, por ejemplo, las famosas pausas activas, vitales para mover el cuerpo y recargarse de energía.

Pero un trabajo de escritorio no tiene por qué ser un calvario para el bienestar físico, por eso, aquí presentamos algunos pasos simples para mejorar tu postura y mantener tu salud:

1.Tener la postura adecuada para sentarse en una silla que esté diseñada para trabajo de oficina. La espalda debe estar recta, los hombros hacia atrás, y la parte superior de su monitor debe estar al nivel de sus ojos. Si tienes que mirar hacia abajo o hacia arriba, entonces  necesitas  ajustar la altura de la pantalla.

2. Ajuste la altura del teclado de modo que los hombros estén relajados, los codos están en una posición ligeramente abierta, revisa que tus muñecas estén un poco más abajo que tus codos. Esto ayudará a prevenir El Síndrome del Túnel Carpiano.

3. Mantenga las piernas flexionadas por las rodillas, de modo que las rodillas estén un poco más altas que las caderas. Los pies deben estar planos sobre el suelo o sobre un taburete de algún tipo.

4. Párate cada media hora. Camina un poco, estira las piernas y dale a tus ojos una pausa. Esto también evitará que se te formen coágulos en las piernas.

5. Estira tu cuello, mueve tu cabeza hacia adelante y hacia atrás, de lado a lado y mira hacia la derecha y a la izquierda. No muevas la cabeza alrededor de tu cuello, pues esto podría dañar las articulaciones.

6. Mueve y sacude tus muñecas regularmente. Esto prevendrá también el temido síndrome del túnel carpiano especialmente si escribes mucho.

7. Si tiendes a encorvarte en frente del teclado, abre tus manos a lo ancho, como si fueras a abrazar a alguien, mueve tus muñecas hacia adelante y hacia atrás (el pulgar de arriba a abajo) y lleva tus hombros hacia atrás.

8.  Contrae tus abdominales y los músculos de los glúteos, mantenlos así por unos segundos, luego relájate. Haz esto durante el día mientras estás en tu silla.

9. Toma ventaja del tiempo muerto que puede crear el reinicio de tu máquina o la descarga de un archivo para hacer algunos ejercicios un poco más ambiciosos. Algunas sentadillas, flexiones o saltos pueden venir bien.

10. Por último, no descuides la salud de tus ojos. Es recomendable trabajar con muy  buena iluminación.

Actividad física, Calidad de vida,

También te puede interesar

30 de enero de 2014
Caminar al trabajo  (si es posible) es una forma saludable y sencilla de añadir pasos adicionales a tu día. De acuerdo con los últimos datos del Censo de Governing.com, en Estados Unidos, sólo 2.8 por ciento de la población se traslada principalmente a pie. Las ciudades...   >Leer más
21 de julio de 2014
La mejor hora para hacer ejercicio depende de varios factores. Uno de ellos es del objetivo que se busque. Si se quiere conseguir resistencia aeróbica –capacidad biológica que permite mantener un esfuerzo prolongado a una intensidad media o baja–, hacerlo a una hora...   >Leer más